sábado, 29 de enero de 2011

¡¡Mi vida es la hostia!!

De un tiempo hasta ahora, vamos en el último mes, me he encontrado con la noticia de que tres amigas mías que en algún momento de mi vida fueron más que amigas están embarazadas, bueno miento, dos de ellas ya son madres y la tercera está de pocos meses. Espero que no sean legítimos ya que significaría que mi esperma es más lento que la gestión de un ayuntamiento y sí espero y deseo que al que le haya tocado o elegido ser padre le vaya bien, ya que traer una criatura como están las cosas ahora mismo y sabiendo de muy buena mano que algunas de las madres no trabajan o están en trabajos temporales y/o precarios se plantea una tarea harto complicada.

Siendo ellas algunos años más jóvenes que yo tampoco entiendo la necesidad de ser madre a tan temprana edad, algo que me trae recuerdos de costumbres de otra época, rurales tal vez, lejana de la que nos ha tocado vivir. Yo soy el primero al que se le cae la baba con un bebé, es más, alguna vez también se me han caido de las manos, pero coño, parece que se van a romper y pasa como con los huevos, que por tal de no aplastarlo lo sostienes con tanta delicadeza que acaba en el suelo, en fin, yo quiero tener cuatro, hijos, no huevos.

A veces esto me hace pensar en sí me estoy haciendo viejo o en que si no maduro, escuchando carnavales antes de salir los fines de semana y jugando al fútbol con los que siempre han estado ahí.

También puede ser el caso contrario, que gente con pareja y/o hijos envidie mi situación aunque eso nunca lo sabré ya que el que está en esa situación nunca admitirá que le disgusta en la situación en que se encuentra.

En fin... mi vida es un poco de dinero en el banco, algunas camisas en el armario y un sinfín de ligues de una noche... ¡¡mi vida es la hostia!! Podría haber acabado en un minúsculo apartamento cambiándole los pañales llenos de caca a esos mocosos y en vez de eso estoy libre 365 días al año.

Esto me hace recordar aquel verano en el que fui a la fiesta de inaguración del piso de Sevilla de mi amigo Pablo dónde en la azotea del mismo me tocó adivinar un personaje de ficción de una serie, sí, ya os lo habréis imaginado, Barney Stinson.



¿La diferencia? Preparaos para el pegote... yo soy de verdad.

.

2 comentarios:

alejandro dijo...

la verdad es que la sociedad en la que vivimos es de parejas jovenes con niños, trabajos que brillan por su ausencia o que son temporales, en los que se podria decir que mas que ir al trabajo es ir a echar el rato, por lo poco que te va a durar el comtrato xD; pero por otra parte estamos los solteros que con trabajo o no y como bien dices con 365 dias libres y multitud de ligues de una noche jajajaja le damos un poco de gracia a la vida.

asi que solo nos queda resignarnos a jugar los partiditos de futbol, de padel; las largas noches de borracheras, risas y recuerdos nostalgicos (bueno tampoco se vive tan mal asi xD) asta que nos llegue el momento de ser nosotros los padres jajaja

un abrazo

P.D.: "mi esperma es más lento que la gestión de un ayuntamiento" wenissimo :P

lastvacaciones dijo...

Jajajajaja, gran post!!!

Espero que lo pienses así de verdad y no tengas ninguna prisa por encontrar a nadie, es lo mejor que puedes hacer. ¡Estás hecho un chaval!