martes, 31 de agosto de 2010

Mis noches son eternas



Éramos distintos, imposibles forzando un futuro aún menos claro. Empieza todo a hacerse triste, fuimos dos equivocados. Mi cuarto está lleno de noches oscuras, de abrazos vacíos, de hielo en los corazones, de miedo a encontrarnos...

Sólo te digo que nunca quise hacerte daño, pero todo se nos fué y ahora que somos como dos extraños sólo puedo decirte que yo jamás te olvidaré.

6 comentarios:

Pablo Aguilera dijo...

it works man!

Alcantarisa (cocinando en mi isla amarilla) dijo...

Es horrible ver que quieres... que intentas... que te gustaría... pero que vas contracorriente, que se lucha en direcciones opuestas o que no hay ese entendimiento que uno quiere.
Pero la decisión más correcta es coger cada uno su camino, antes de seguir haciéndose daño.
Si no buscas lo mismo, mejor seguir buscando, por separado.

Un abrazo.

Calderón dijo...

Muchas gracias Isabel, la verdad que lo estoy pasando bastante mal porque nunca he estado así antes, supongo que si no puede ser es absurdo forzarlo, si no sigo con ella es que tiene que ser así..

Me quedo con tu última frase, si no buscamos lo mismo, mejor seguir buscando, por separado.

Gracias ;)

alejandro dijo...

me he quedado atonito, enmudecido y con los bellos de punta, y con tu permiso estas palabras merecen ser puestas en una entrada en el tuenti, aunque yo tampoco estoy para tirar muchos cohetes ya que vivo una situacion algo parecida sabes que puedes contar conmigo para lo que sea

un abrazo sr. calderon

Calderón dijo...

me alegro que te guste Ale, la verdad que con comentarios así me animas a seguir aquí dándole caña, 1 abrazo máquina ;)

alejandro dijo...

no hay de que jesus tu sabes que ami estas cosas m'encantan jejeje y aqui seguire dando la lata para que no lo dejes; quiero volver a ser el de antes y quiero volver a estar con ustedes, no quiero volver a cometer el mismo error :(

un abrazo sr. calderon