domingo, 29 de agosto de 2010

Se acabó el Verano




Tengo que decir que esto lo escribí la noche del viernes pero como no puedo bloggear desde el móvil cree una nota y me puse a escribir, no sé, supongo que necesitaba hacerlo, ahí va:

Es mi última noche de verano, este acaba para mí cuando regreso a Jerez, aquí estoy a las 2 de la mañana sentado sólo en la playa mirando la Luna como muchos otros lo hicieran antes. No sé que me da ella que no puedo dejar de mirarla aún sabiendo que dentro de cinco horas tengo que levantarme para jugar el Trofeo Abel.

Supongo que quienes no tengan un amor que cuidar es lo único que nos queda, muchos me llamarán loco pero tampoco serían los primeros que lo hacen pero la realidad es que momentos como estos hacen que mis noches sean menos amargas porque es difícil ahogar lo que me dice el corazón.

Mirándola me hace pensar en días mejores y en que aunque sólo sea por momentos la soledad es bella y no me quema sino que deja de ser hiel para convertirse en dulce y anhelada miel. Tal vez sólo soy un idiota en el umbral del mar que sólo espera un abrazo, una caricia o algo más...

Nunca pensé que una vacía noche de verano pudiese ser tan bella.

3 comentarios:

Lenore dijo...

Al menos piensa que ella es eterna y siempre estará en el cielo, sólo has de esperar a que anochezca y siempre te podrá acompañar.

Calderón dijo...

Pues sí, la verdad es que siempre me ha acompañado cuando terminaban las noches de fines de semana y caminaba sólo hacia casa, la tenía abandonada y ahora otra vez vuelvo a ella.

M@Rí@ dijo...

Apreciar las cosas simples es el mayor tesoro.
Y también aprender a vivir solo hasta que llegue, sin prisa, la persona adecuada ;).
Me alegro de que te sintieras a gusto esa noche :).